miércoles, 15 de junio de 2011

Parada en el río, las olas fluyen
dejando de ser o siendo
el sol ilumina y acaricia
pero todavía no se como eres.
Miro al cielo,
recuerdo,
recuerdo tus ojos celestes,
tu mano y el pucho que siempre fumabas.
Las tardes en tu compania
las horas perdidas,
y quien sabe que mas perdí con vos,
la vergüenza, el pudor, y la timidez,
pero por mas de todo lo que perdí
hoy me siento victoriosa.
Porque perder todo eso
significo entenderte, confiarte todo.

1 comentario:

Uzi dijo...

Tengo muchisima intriga sobre esto que escribiste.

Publicar un comentario

Toda palabra es bien recibida. Mas si es una devolucion o pensamiento.