domingo, 14 de noviembre de 2010

Tinta

Una habitacion repleta de libros, libros en el suelo, por el techo, abiertos y cerrados, que hablan de historia o crean historias, nos enseñan o nos pasan horas, para divertirnos. Los libros, creo que hasta que no volvi a terminar de leer un libro no me di cuenta de lo importante que son para mi, son una fuente de felicidad desconocida, mientras tengo a un libro en mis manos soy feliz, estoy en paz, en mi mundo, un libro y buena musica, eso es todo para que sea feliz, no necesito nada mas. Cuando leo, no veo, letras pasando por mis ojos, leyendolas veo imagenes, veo una pelicula, escucho voces, sobre todo, veo, veo lo que dicen que pasa.
En este momento me encuentro triste y si es porque me falta un libro entre las manos, palabras leidas, y imagenes en mi cabeza, leer, me produce un placer que no me produce nada, podria vivir de eso, rodeada de libros, hace un rato me imagine, mi habitacion, llena de libros, atestada de ellos mejor dicho, casi sin lugar para moverme.
El aroma de libros tanto viejos y carcomidos por los años, como de los nuevos con olor a tinta recien impresa. Con dibujos, garabatos o algunos solo con letras. Como dijo Borges, "Yo, que me imaginaba el paraiso bajo la especie de una biblioteca" creo que concido conel, mi paraiso tambien seria una biblioteca, gigante de por cierto, siempre lo crei asi.
Que envidia a Elinor, con su casa repleta de libros, sin lugar para nada, mas que libros, ese es un paraiso en vida, bibliotecas y vitrinas, llenas de libros, textos.

2 comentarios:

Andre dijo...

COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON ESTA NOTA. Elinor de Sentido y sensibilidad Male???

Ruska** dijo...

no, Elinor de corazon de tinta, ahora capto que sentido y sensibilidad es el libro que tonta. Sera que las Elinor estan destinadas a eso?

Publicar un comentario

Toda palabra es bien recibida. Mas si es una devolucion o pensamiento.